El dilema de la subsistencia en el campo

DSC_0115

Leonor Barrios, un poblador de la colonia Pastoral Social Araujo cue, distante a 35 kilómetros de la ciudad de Curuguaty departamento de Canindeyú, relata lo difícil que es sobrevivir a la crisis por la falta de apoyo a los campesinos en el campo. La falta de asistencia técnica y crediticia, además de mejores precios, hacen que los labradores ya no se dediquen a la siembra del algodón y el sésamo que anteriormente fueron principales medios de ingresos.

Don Barrios cuenta con una pequeña parcela de 50 metros por 50 de terreno en donde vive con su familia dedicándose a la cría de animales de casa, cerdo y plantaciones de piña y mandioca, porque según cuenta no tienen ningún apoyo del ministerio de agricultura mucho menos del banco Nacional de Fomento para acceder a algún crédito.

Con su esposa y sus 4 hijos, el agricultor cuenta que utiliza tierras de vecinos que nunca poblaron el lugar y que casi nadie tiene título de propiedad en la colonia según indico. En dichas tierras plantamos mandioca siendo el único rubro en el cual nos dedicamos por que el algodón, el sésamo y otras cultivos casi siempre nos dejan deudas al final de la siembre señalo.

Le consultamos como hacen para superar los tiempos de crisis, a lo que nos responde, que deben realizar changas con sus dos hijos, que son su brazo derecho según manifestó. Actualmente, por un día de trabajo en la chacra, a lo que lo llaman changa, se paga 50 mil guaraníes libre, es decir almuerzo incluido.

La falta de un ingreso sustentable y el nulo apoyo del estado, hacen que muchas familias del campo vendan sus fincas o alquilen a productores de soja para asentarse a orillas de la ciudad, donde tampoco existen muchas opciones para una mejor vida.

Anteriormente, con la abundancia de los bosques la producción del carbón vegetal daba vida a las colonias, hoy en día ya no existe madera para dicha producción asegura don Leonor Barrios. Aclara que por dicho motivo, no puede enviar a sus hijos en la universidad, porque no tienen un ingreso para sustentar los gastos del estudio.

La familia Barrios espera que el gobierno del presidente Horacio Cartes pueda cumplir el compromiso de hacer llegar la ayuda a los pequeños productores, que según ellos, nunca lo recibieron.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s