Defensor público rechaza acusaciones de CODEHUPY

JUAQUIN DIAZ DEFENSOR PUBLICO

En una entrevista exclusiva el defensor público Joaquín Díaz rechazo las acusaciones de la Coordinadora de Derechos Humanos del Paraguay CODEHUPY, organización que lo acusa de avalar pruebas ofrecidas por el fiscal Jalil Rachid de manera a que el proceso sea llevado a juicio oral y público en contra de los campesinos acusados por la masacre de curuguaty.

La organización defensora de los derechos humanos, días a tras a través de un comunicado y también en una entrevista con la defensora adjunta Selva Morel, expreso una profunda preocupación por las actuaciones de los defensores públicos en el caso de la masacre de Curuguaty.

COEDHUPY considera que Joaquín Díaz actuó como fiscal acusador en forma negligente faltando a la ética profesional, al avalar los argumentos, pruebas y violaciones procesales expuesta por el fiscal del caso Jalil Rachid, de manera a llevar a los acusados a un juicio oral y público. También considero una falta de respeto a sus defendidos violando su rol de defensor público y de los principios que sustentan la creación del ministerio de la Defensa Publica. Otro de los cuestionamientos de CODEHUPY es el acto que realizo Díaz al subirse en una silla y dirigirse con violencia verbal a algunos participantes al término del juicio.

Ante estos cuestionamientos, el funcionario público manifestó que rechaza categóricamente dichas acusaciones puesto que la CODEHUPY no considero en ningún momento los antecedentes de sus actuaciones durante el proceso de la investigación.

Al comienzo de las investigaciones a diferencia de los demás defensores fui el único en solicitar que jueces, fiscales y funcionarios públicos que han participado en la detención y elaboración de informes falsos contra algunos campesinos, y que sus antecedentes sean derivados a la fiscalía general del estado expreso.

Entonces, como es posible que yo me convierta en fiscal acusador siendo que pedí el enjuiciamiento de dichas personas se preguntó Díaz a la vez de mencionar que dio nombres de dos funcionarios públicos que ordenaron la detención de personas inocentes que fueron sobreseídos posteriormente, al no encontrarse pruebas que los vincule en el caso.

Otra de las actuaciones que Joaquín Díaz dice no ser considerada por CODEHUPY, es que el mismo ha acudido en la comisaría 5ta de Curuguaty el día de la masacre para verificar la situación de los detenidos, y en donde constato que el menor R.V., Felipe Benítez Balmori Luis olmedo y Marcelo Trinidad después tenían efectivamente signos de que fueron golpeados por los policías. Ante esta situación dijo que en 45 minutos después redacto una acción de habeas corpus para conseguir la libertad de los mismos, y por el cual el menor R.B. inmediatamente fue asistido en el hospital de Curuguaty.

También menciono que fue convocado en la fiscalía de los derechos humanos en carácter de testigo con relación a las torturas que recibieron los campesinos durante el procedimiento aquel día de la masacre de Curuguaty.

Por ultimo Díaz, expresó su deseo de que la Coordinadora de Derechos Humanos del Paraguay emita una opinión imparcial teniendo en cuenta todas sus actuaciones durante todo el juicio. Aseguro que acepto las pruebas porque les fueron negadas en varias oportunidades y que por solo hablar con el Fiscal Jalil Rachid durante el receso del juicio lo acusan de traicionar a sus defendidos y de faltar a la ética profesional.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s